1870-1875

Cuarta Etapa


tazaTaza de café decorada a mano

marcasMarcas cuarta etapa

La familia Ibáñez recobra la gestión de SARGADELOS, asociándose con los coruñeses Atocha y Morodo en 1873. Básicamente, se reproducen las piezas de la etapa anterior, pero sin alcanzar la misma calidad. Cesaron las inversiones en nuevas instalaciones y se prescindió de los expertos ceramistas extranjeros.

Fue la etapa en la que las pérdidas ocasionadas por los pleitos familiares de los Ibáñez llevaron a SARGADELOS hasta su cierre como empresa en el año 1875.

Desde entonces hasta la recuperación de su legado en la segunda mitad del siglo XX, la historia de aquella formidable iniciativa y los testimonios de la belleza alcanzada en sus talleres se extendieron sin fronteras. En 1972, el perímetro de las antiguas Fábricas fue declarado Conjunto Histórico-Artístico.

SARGADELOS se convirtió en un verdadero mito con espacio reservado en la memoria colectiva.