El Maestro Mateo y el Santo de los Croques

Publicado el día 2016-07-13

santo-dos-croques

El primer dato conocido que se tiene de él es un documento de 1168, guardado en el archivo de la Catedral de Santiago, en el que se dice que el Maestro ya trabaja en la Catedral de Santiago de Compostela, y por este trabajo recibió una importante suma de dinero del rey Fernando II de León
Apenas se tienen datos de su formación exterior, todo apunta que ya tenía una dilatada carrera a lo largo del Camino de Santiago, sobre todo en los tramos franceses. Es el autor del Pórtico de la Gloria de la catedral compostelana.

Existe la creencia de que una pequeña estatua arrodillada en la parte posterior del parteluz, mirando al interior del templo, representa al propio Maestro Mateo; y se convierte en objeto de veneración siendo considerada como el santo de los croques por la costumbre de los estudiantes compostelanos de chocar la cabeza “dar un croque” con la de la estatua, para que les diese inspiración divina para superar los exámenes. Sargadelos pone a disposición el “Santo de los Croques”, para que la prohibición de rozar con él en la Catedral (con motivo del deterioro que estaba sufriendo la estatua), no impida que lo hagáis con esta figura, eso sí, despacito y con cuidado, para que el Maestro Mateo nos transmita inteligencia y sabiduría en este Jacobeo 2010.