Catedral de Santiago

05003048

62,50 €

Descripción del producto:

Alto: 14 cm.

Material: Porcelana.

Cuidados: Limpiar con un paño suave y húmedo.

La actual catedral de Santiago se levantó en 1075 sobre los restos de las primitivas iglesias construidas en el mismo lugar donde aparece el sepulcro del Apóstol. El auge de las peregrinaciones y las riquezas de los señoríos feudales de la Península Ibérica permitieron el inicio de su edificación bajo el episcopado de Diego Peláez. Está construida en cantería de granito con cubiertas en el mismo material. Tiene un diseño de planta de cruz latina, brazo longitudinal y transepto de tres naves con deambulatorio en la cabecera y tribuna que recorre todo el perímetro.

Tiene varias capillas laterales que se disponen ordenadamente a lo largo de todo el templo y que poseen un espacio con individualidad propia. La nave central de 97 m de largo y 20 de alto está cubierta con bóveda de cañón peraltada y sujeta por arcos fajones y triforio, las naves laterales están cubiertas con bóveda de arista.
La fachada Norte o de la Acibechería era el lugar por donde entraban los peregrinos, originariamente se llamaba Puerta del Paraíso y fue pasto de las llamas en el siglo XVII. La actual reconstrucción neoclásica es obra de Ventura Rodríguez y Lois Monteagudo en el siglo XVIII. La fachada Sur o de las Platerías, de estilo románico, poseía un gran discurso iconográfico hoy en día ininteligible por posteriores añadidos y modificaciones. Algunos relieves rescatados de la Puerta del Paraíso están aquí. Anexa a esta construcción está la Torre del Reloj o Berenguela llamada así por el arzobispo que la mandó construír. En la fachada Este o de la Quintana existen dos puertas; La Puerta Santa, que sólo se abre los años santos y pertenece al barroco (1611) y la Puerta Real que recibe su nombre del escudo que la corona. La fachada del Obradoiro (Fernando Casas y Novoa, 1738-1750) es un revestimiento Barroco de piedra y vidrio hecho para proteger del desgaste al Pórtico de la Gloria. Destaca el grande ventanal del cuerpo central que permite la iluminación de la obra del Maestro Mateo culmen de la escultura. Además de ser un majestuoso conjunto arquitectónico la Catedral de Santiago es un gran símbolo, la meta final del Camino que numerosos peregrinos recorren desde hace más de XI siglos. En 1986 fue declarado Monumento Histórico-Artístico. En Sargadelos queremos destacar el carácter icónico de la Catedral y para eso realizamos una interpretación basándonos en sus imágenes más reconocibles, obviando su planta, dejando de lado los edificios anexos y centrándonos en sus fachadas. Por eso no es una representación fiel a la realidad sino una aproximación a lo que este conjunto significa (año Jacobeo 2010).

30 productos más en la misma categoría: